Gracias por leer mi poesia!..

sábado, 9 de noviembre de 2013

           

DOÑA TATO

 Me dormí muy  triste

Y viniste a verme, estabas, como recuerdo,

LLenita de arrugas, sonriente y gentil. 

 Vi tus manos azules de venas
Bajo la piel fina como de cristal,
Ellas, tocaron  mi cara, 
Heladas y tiernas,  llenas de cariño
Como las abuelitas  lo suelen hacer.

(Hablo de abuelitas con moño
y canosas, con pasito lento
Viejecillas ya)

Tus ojos redondos, sufrientes
Con amor de madre... llenos de dolor 
Miraban mi rostro, sabiéndome triste,   
Llore mucho por ya no tenerte
¡Tanto tiempo ha pasado ya!

Cuanto habrás sufrido  pariendo tus hijos
Vinieron al mundo siendo dieciseis
Ver partir la mitad de ellos,
Pequeños y frágiles,
Impotente, rezando, sin nada que hacer.

Como habrás sufrido cuando
los azules ojos del que tanto  amabas
No te vieron mas
Y la noche se hizo por siempre
en esa mirada llena de bondad.

¡Doña Tato¡ abuelita Transito
Cuantas veces renegué  tu nombre,
Sin sentir orgullo de lo que era tuyo
Es una promesa, no lo haré ya mas.

Doña Transito, abuelita Tato,
Solo quiero dejar un recuerdo
En estas palabras de quien vino a verme
Una noche triste de mi soledad.
Carmen Hertman Lopez.
STGO DE CHILE 7 06 2009
"Derechos Reservados" 

No hay comentarios:

Publicar un comentario